About lenguayliteanaozores

Apuro el tiempo libre colgando aquí pistas para recorrer el camino del aprendizaje de la lengua castellana, y española. Solo me compromete el deseo de ayudar. Sed todos bienvenidos.

COMENTARIOS CRÍTICOS DE OBRAS LITERARIAS. 2º BACHILLERATO.

ADVERTENCIA PREVIA: NINGUNO DE LOS DOS SE AMOLDA  A LOS ACTUALES CRITERIOS DE CALIFICACIÓN FIJADOS PARA LAS PAU EN LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE MADRID.  SIN EMBARGO, PUEDEN SERVIR DE MODELO PARA APRENDER A ESTRUCTURAR O A MANTENER COHERENCIA EN LA EXPOSICIÓN. LA PRIMERA PERSONA Y LA OPINIÓN, JUSTIFICADA O NO, DEL AUTOR, SERÍAN HOY MOTIVO DE PENALIZACIÓN.

VALORACIÓN CRÍTICA. LUC. DE BOHEMIA, H. DE UNA ESCALERA 001

TEMA 6. PAU MADRID. MINIESQUEMA DE LA GENERACIÓN DEL 27.

Miniesquema, Gen. 27

Homenaje a Ortega, abajo en el centro, en 1920. A su derecha, Azorín y a su izquierda, Juan Ramón Jiménez. Arriba entre los dos primeros, Ramón Gómez de la Serna. Están en la Residencia de Estudiantes de Madrid. Fundada por Francisco Giner de los Ríos en 1876, vivieron y la visitaron casi todos los poetas del 27 y los intelectuales y artistas de la época, desde Luis Buñuel a Salvador Dalí pasando por Severo Ochoa.

Se puede visitar y comer en su restaurante: hoy es un centro cultural moderno, y caro en mi opinión, que todavía aloja a científicos y artistas. La dirección es: calle del Pinar, 21-23, en Madrid.

TEMA 5. PAU MADRID.

                                            EL NOVECENTISMO Y LAS VANGUARDIAS

En búsqueda, Ortega y Gasset o Novecentismo: hay gran cantidad de información.

Como novedades, un retrato del filósofo, a quien vamos a recordar, y un fragmento diminuto de una de sus obras emblemáticas. Leedlo: es ilustrativo.

José Ortega y Gasset 

  La rebelión de las masas

Capítulo VI

COMIENZA LA DISECCIÓN DEL HOMBRE-MASA

¿Cómo es este hombre-masa que domina hoy la vida publica? -la política y la no política-. ¿Por qué es como es?; quiero decir, ¿cómo se ha producido.

Conviene responder conjuntamente a ambas cuestiones, porque se prestan mutuo esclarecimiento. El hombre que ahora intenta ponerse al frente de la existencia europea es muy distinto del que dirigió al siglo XIX, pero fue producido y preparado en el siglo XIX. Cualquiera mente perspicaz de 1820, de 1850, de 1880, pudo, por un sencillo razonamiento a priori , prever la gravedad de la situación histórica actual. Y, en efecto, nada nuevo acontece que no haya sido previsto cien años hace. «¡Las masas avanzan!», decía, apocalíptico, Hegel. «Sin un nuevo poder espiritual, nuestra época, que es una época revolucionaria, producirá una catástrofe», anunciaba Augusto Comte. «¡Veo subir la pleamar del nihilismo!», gritaba desde un risco de la Engadina el mostachudo Nietzsche. Es falso decir que la historia no es previsible. Innumerables veces ha sido profetizada. Si el porvenir no ofreciese un flanco a la profecía, no podría tampoco comprendérsele cuando luego se cumple y se hace pasado. La idea de que el historiador es un profeta del revés, resume toda la filosofía de la historia.

Ciertamente que sólo cabe anticipar la estructura general del futuro; pero eso mismo es lo único que en verdad comprendemos del pretérito o del presente. Por eso, si quiere usted ver bien su época, mírela usted desde lejos. ¿A qué distancia? Muy sencillo: a la distancia justa que le impida ver la nariz de Cleopatra.

¿Qué aspecto ofrece la vida de ese hombre multitudinario, que con progresiva abundancia va engendrando el siglo XIX? Por lo pronto, un aspecto de omnímoda facilidad material. Nunca ha podido el hombre medio resolver con tanta holgura su problema económico. Mientras en proporción menguaban las grandes fortunas y se hacía más dura la existencia del obrero industrial, el hombre medio de cualquier clase social encontraba cada día más franco su horizonte económico. Cada día agregaba un nuevo lujo al repertorio de su estándar vital. Cada día su posición era más segura y más independiente del arbitrio ajeno. Lo que antes se hubiera considerado como un beneficio de la suerte, que inspiraba humilde gratitud hacia el destino, se convirtió en un derecho que no se agradece, sino que se exige.

Desde 1900 comienza también el obrero a ampliar y asegurar su vida.

Sin embargo, tiene que luchar para conseguirlo. No se encuentra, como el hombre medio, con un bienestar puesto ante él solícitamente por una sociedad y un Estado que son un portento de organización.

A esta facilidad y seguridad económica añádanse las físicas: confort y el orden público. La vida va sobre cómodos carriles, y no hay verosimilitud de que intervenga en ella nada violento y peligroso.

Situación de tal modo abierta y franca tenía por fuerza que decantar en el estrato más profundo de esas almas medias una impresión vital, que podía expresarse con el giro, tan gracioso y agudo, de nuestro viejo pueblo: «ancha es Castilla». Es decir, que en todos esos órdenes elementales y decisivos, la vida se presentó al hombre nuevo exenta de impedimentos . La comprensión de este hecho y su importancia surgen automáticamente cuando se recuerda que esa franquía vital faltó por completo a los hombres vulgares del pasado. Fue, por el contrario, para ellos la vida un destino premioso -en lo económico y en lo físico-. Sintieron el vivir a nativitate como un cúmulo de impedimentos que era forzoso soportar, sin que cupiera otra solución que adaptarse a ellos, alojarse en la angostura que dejaban.

Pero es aún más clara la contraposición de situaciones si de lo material pasamos a lo civil y moral. El hombre medio, desde la segunda mitad del siglo XIX, no halla ante sí barreras sociales ningunas. Es decir, tampoco en las formas de la vida pública se encuentra al nacer con trabas y limitaciones. Nada le obliga a contener su vida. También aquí «ancha es Castilla». No existen los «estados» ni las «castas». No hay nadie civilmente privilegiado. El hombre medio aprende que todos los hombres son legalmente iguales.

LECTURAS DEL SIGLO XX.

SIN POSIBILIDAD DE EXCUSAS. AQUÍ OS DEJO LOS ENLACES:

CARMEN LAFORET, NADA.

http://asset.soup.io/asset/2055/4363_8955.pdf

ANTONIO BUERO VALLEJO, HISTORIA DE UNA ESCALERA.

http://blog.educastur.es/literengua/files/2010/01/buero-vallejo-antonio-historia-de-una-escalera.pdf

MARIO VARGAS LLOSA, ¿QUIÉN MATÓ A PALOMINO MOLERO?

http://www.prisaediciones.com/uploads/ficheros/libro/primeras-paginas/201011/primeras-paginas-quien-mato-palomino-molero.pdf

 

EL CONDE LUCANOR. 3º ESO.

AHÍ QUEDA EL ENLACE. YA NO HAY EXCUSAS.

http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/el-conde-lucanor–0/html/

Y UNA EDICIÓN FACSÍMIL, QUE YA SABÉIS LO QUE ES MÁS QUE DE SOBRA.

http://bib.cervantesvirtual.com/servlet/SirveObras/01472718790147317429079/ima0006.htm

Y LA PORTADA, TAMBIÉN FACSÍMIL, QUE PODÉIS IMPRIMIR:

MODERNISMO Y POESÍA CONTEMPORÁNEA EN ENERO DE 2014.

LA CASUALIDAD HA QUERIDO QUE EN ESTE MOMENTO SE ESTÉ EXPONIENDO EN EL MUSEO ABC DE MADRID LA OBRA DEL MÁS ELOGIADO PINTOR MODERNISTA DE NUESTRO PAÍS: EULOGIO VARELA.

EL MUSEO ESTÁ EN LA CALLE AMANIEL, 29, MUY CERCA DE LA GLORIETA DE RUIZ JIMÉNEZ, ARGÜELLES Y LA PLAZA DE ESPAÑA.

LA INFORMACIÓN EN ESTE ENLACE:

http://www.abc.es/cultura/arte/20140131/abci-exposicion-eulogio-varela-museo-201401301753.html

Y UN VÍDEO SOBRE LA MUESTRA, EN ESTE:

LA DESGRACIA HA TRAÍDO OTRAS NOTICIAS MUCHO MENOS ALEGRES: HAN FALLECIDO ALGUNOS DE LOS GRANDES ESCRITORES EN HABLA HISPANA DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS.

José Emilio Pacheco (74), escritor mexicano, premio Miguel de Cervantes en 2009.

Juan Gelman (83), poeta y periodista argentino-mexicano, premio Miguel de Cervantes en 2007. 

Manu Leguineche (72), periodista y escritor español.

Fernando Ortiz (67), poeta, crítico literario y articulista español.

Félix Grande (76), poeta, flamencólogo y crítico español.

LUCES DE BOHEMIA. COMENTARIO BREVE.

ADVERTENCIA: El texto es de creación propia, es decir: imposible la copia sin que se note. Usadlo, pero usadlo bien, con inteligencia y sentido común. Los datos concretos están en el post anterior y en sus enlaces.

————————————————————————————————————————————————-

                                                                                      LUCES DE BOHEMIA.

Aparece por primera vez en el semanario  España, pero en 1924, tres años más tarde, se publica en formato de libro con tres escenas más.

Cuenta la última noche en la vida de Max Estrella, trasunto del poeta Alejandro Sawa, artista bohemio, que ya había utilizado como Villasús en El árbol de la ciencia. Este personaje vivió en Francia, se casó con una mujer francesa y murió ciego y loco en 1909. Conocido y amigo de Valle-inclán, dejó sin publicar su mejor obra: Iluminaciones en la sombra.

Max Estrella peregrina en su última noche por la metáfora grotesca y terrible de una ciudad que es el reflejo de un país también grotesco, miserable, cruel, injusto, absurdo…

El poeta desciende a los abismos (Dante lo hará en la Divina Comedia acompañado de Virgilio. Estrella, de Don Latino) y muere al final, no sabemos de qué, si del frío, el hambre, la borrachera o la pena.

ESTRUCTURA.

Quince escenas. Su estructura podría ser esta:

  • Preludio o introducción: escena I. Se anuncia un suicidio.
  • Parte central: escenas II-XI.
  • Fin de su viaje y muerte (teoría del esperpento): escena XII.
  • Epílogo: escenas XIII-XV. El suicidio se ha consumado.

PERSONAJES.

  • Max Estrella y Don Latino. Héroe y contrapunto. Amo y perro.  Noble y canalla.
  • Los burgueses, los policías, los pedantes y algunos personajes populares.

Todos, con perfil de fantoche.

LA HISTORIA.

Alusiones contantes a la historia contemporánea, a los políticos del momento, a las instituciones, la policía, la religión, etc.

TÉCNICA Y LENGUAJE DEL ESPERPENTO.

  • Deformación de la realidad: ironía, cinismo, metáforas degradantes.
  • Degradación de los personajes: animalización, muñequización, etc.
  • Empleo de numerosos contrastes: protesta y rebeldía, muerte y alcohol, dolor y risa.
  • Humor mordaz y cruel.
  • Lenguaje variopinto, de innumerables registros.
  • Dinamismo de los diálogos.
  • Acotaciones personalísimas de Valle-Inclán que se integran en el texto de una u otra manera.

Sin poder representarse en España, Jean Vilar la estrena en París en el año 1963. En España se estrenaría en 1969. Su última versión, quizá, se presentó en el teatro María Guerrero de Madrid el año 2012.