About lenguayliteanaozores

Apuro el tiempo libre colgando aquí pistas para recorrer el camino del aprendizaje de la lengua castellana, y española. Solo me compromete el deseo de ayudar. Sed todos bienvenidos.

MARCADORES TEXTUALES: ESQUEMA Y EJERCICIO RESUELTO. BACHILLERATO.

Según lo que hemos explicado, los marcadores discursivos (o textuales) ejercen tres funciones básicas:
Modifican el enunciado, determinando el sentido que tendrá una parte del texto o introduciendo comentarios que expresan la actitud del emisor.
Organizan la estructura del texto indicando secuencias o continuidad de elementos.
Conectan ideas de contenido del texto. Estos son los que suelen denominarse “conectores textuales”

   Tipos de marcadores

Modificadores: determinan el sentido de una parte del texto introduciendo comentarios del emisor sobre lo tratado
Introducir la actitud del emisor sobre el contenido.
Sinceramente, tal vez, sin duda, desde luego, por suerte…
Mostrar puntos de vista desde los que se emite el enunciado.
En realidad, desde un punto de vista teórico, habitualmente…
Explicar o situar el tema.
En lo que se refiere a…, en cuanto a…
Referir fuentes de las que depende un enunciado.
Según este informe, citando a…, en palabras de…
Situar la información en un marco espacial o temporal.
En esas circunstancias, en aquellas latitudes…

Organizadores: organizan la estructura del texto disponiendo secuencias o procesos.
Inicio.
Para comenzar, de entrada
Continuidad.
A continuación, seguidamente
Cierre.
Concluyendo, para terminar, finalmente, en conclusión.
Digresión: introducen contenidos que se salen parcialmente del tema central.
Por cierto, a propósito
Enumeración o incorporación de elementos.
Por un lado… por otro, primero… segundo, al mismo tiempo

Conectores: indican relaciones de contenido entre ideas del texto.
Contraste: indican oposición a lo anterior.
Ahora bien, no obstante, con todo, en cambio
Secuencia de tiempo: sucesión o simultaneidad entre los enunciados.
Mientras, entonces, ahora.
Adición: suma de enunciados que añaden información.
Además, asimismo, encima, incluso
Consecuencia: expresan relaciones de causa-efecto. La información de un fragmento es consecuencia de otro anterior.
Así pues, por ello, de ahí que, de modo que.
Ejemplificación-explicación: aclaran un concepto ya aparecido añadiendo un ejemplo o explicación.
O sea, esto es, por ejemplo, mejor dicho.

Marcadores conversacionales
En la conversación, marcan la actitud del hablante sobre lo que se dice. A veces coinciden con algunos modificadores del enunciado.
Claro, bueno, vale, mira.

                                              EJERCICIO PRÁCTICO RESUELTO
Lee el siguiente texto y localiza los elementos de cohesión presentes en él.

 Si al abrir la boca, en lugar de palabras, nos salieran libélulas, estudiaríamos entomología para conocernos mejor. Pero las palabras son también formas biológicas perfectamente articuladas que segregan ideas como las serpientes veneno o las abejas miel. El entomólogo de las palabras es el lexicógrafo, al que no es raro ver en las esquinas armado de una red con la que atrapa voces que luego ordena, al modo de una colección de insectos, en el interior de un volumen. La diferencia entre el diccionario y las cajas de escarabajos atravesados por un alfiler es que en un buen diccionario de uso las palabras se mantienen vivas. Las hay con cabeza, tórax, y abdomen, o con caparazón, artejos, aguijones y labros. Muchas poseen unas formaciones oscuras que al levantarse con el misterio de las faldas dejan ver esa suerte de lencería fina, los élitros, con los que vuelan alrededor de los labios de las mujeres y los hombres antes de diluirse en el aire como el hielo en agua.
Hay palabras que dicen lo contrario de lo que significan y palabras que aun no significando nada consiguen atravesar la barrera de los dientes y aletear como un pájaro ciego durante unos instantes ante nuestros oídos. Algunas viven siglos y otras desaparecen a las 24 horas de ser alumbradas. Muchas solo nacen para fecundar el lenguaje, por el que son devoradas una vez cumplida su función reproductora. A ciertas voces, después de haber sido encerradas dentro de una definición, se les escapa el significado, como el jugo de una fruta abierta, y cuando vuelves a usarlas no tienen sentido o han adquirido uno nuevo y sorprendente.
Un diccionario, pues, viene a ser un terrario en el que en lugar de ver salamandras o ranas o tritones vemos la palabra salamandra, la palabra rana, la palabra tritón, incluso la palabra palabra, mostrándonos sus hábitos significativos o formales, sus articulaciones, su extracción social, sus intereses. Aguilar acaba de publicar el de Manuel Seco, que constituye hoy por hoy el mejor zoológico de términos vivos conocido. Al recorrerlo, uno se da cuenta de que estamos hechos de palabras, como La Biblia o El Quijote, a cuyo lado, en todas las casas, debería haber un diccionario.
Juan José Millás.

        CORRECCIÓN.

La cohesión textual se manifiesta en la perfecta construcción gramatical de las oraciones, basada en el correcto uso de todo tipo de recursos, tanto semánticos, como sintácticos. Veamos los recursos que aparecen en este texto:
Recursos semánticos:
Sinonimia: “palabras” – “voces”
Antonimia: “nacen” – “son devoradas”
Deixis: Las hay con cabeza… (anáfora)
Elipsis: Aguilar acaba de publicar el (diccionario) de Manuel Seco…
Progresión temática, manifestada en el uso de los tiempos verbales: “Si al abrir la boca, en lugar de palabras, nos salieran libélulas, estudiaríamos entomología para conocernos mejor”.
Redes léxicas. Encontramos familias léxicas (“significan”, “significado”), campos semánticos (“cabeza”, “tórax”, “abdomen”, “caparazón”, “artejos”, “aguijones”, “labros”) y campos asociativos (“libélulas”, “entomología”, “alfiler”, “élitros”…)
Recursos sintácticos: Aparecen distintos tipos de conectores:
De enumeración: “Algunas … otras”
De oposición: “en lugar de” “pero”
De causa: “Al recorrerlo, uno se da cuenta de que…”
De ejemplificación: “Un diccionario, pues, viene a ser…”
De adición: “cabeza, tórax y abdomen”.

—————————————————————————————————————————

Nota.: Tomado de la web de la Junta de Andalucía. Es cuestionable, como todas las clasificaciones de marcadores del texto, pero claro y preciso.

Si queréis ir a la página, ahí va el enlace.

http://agrega.juntadeandalucia.es/taller/ivalric/20112012/ODE-5fd8e729-3e40-38f7-924c-364008b09a6e/Conectores%20marcadores/esquema_general_y_ejercicio_resuelto.html

TIPOS DE NARRADOR. BACHILLERATO.

CLASIFICACIÓN BASTANTE COMPLETA Y ALIÑADA CON ALGUNOS TECNICISMOS QUE OS HARÁN QUEDAR MUY BIEN.


TIPOS DE NARRADOR

 

 

  • Según su posición respecto a lo narrado

    Narrador homodiegético
    Donde “homo” significa mismo y “diégesis” historia. Dentro de esta categoría nos referimos al narrador como alguien que la ha vivido desde fuera, pero que es parte del mundo del relato.

    2. Narrador heterodiegético
    “Hetero” significa otro, “diégesis” historia. Se trata de aquellos narradores que cuentan la historia desde fuera del mundo del relato, generalmente en tercera persona. El caso más común es el del llamado “narrador omnisciente”, que se desarrolla más abajo.

    . La alteración de narradores: De esta técnica se sirve la novela epistolar, en la que varios personajes intercambian cartas. Esta modalidad narrativa, que alcanzó gran difusión en el siglo XVIII con novelistas como Rousseau, Goethe, Laclos o Richardson, nos ofrece una vision subjetiva de los hechos, muy próxima al diario íntimo.
    Estos términos pueden confundirse con los utilizados por Genette en su clasificación de los niveles dentro de una narración

 

  • Según los niveles dentro de la narración:

 
Se divide en dos tipos:

– Narrador Omnisciente: Es aquel que lo sabe todo; como lo que piensan los personajes, lo que sienten, e incluso su pasado. Está en tercera persona,voz narrativa que favorece siempre el objetivismo. También es propio de un narrador omnisciente la distribución de la narración a su antojo, en ocasiones hace una pausa para dirigirse de forma directa al lector.

– Narrador de Conocimiento Relativo: Es aquel que relata sólo lo que ve y que no sabe que es lo que piensan los personajes. Está en tercera persona.

 

  • Según el punto de vista

Además de esta clasificación existe el análisis de la focalización del texto narrativo, la que nos dice quién es el que ve o percibe lo que se narra; es decir el modo concreto que asume el narrador para que la audiencia perciba de una determinada forma lo que se narra. La focalización también es llamada perspectiva o punto de vista de la narración. El narrador de cualquier obra tiene ciertas características y limitaciones que definen cómo el autor puede narrar la historia. Como tal, el narrador ve la historia dependiendo del lugar que ocupe en el mundo que se narra, es decir, según su punto de vista. Según este criterio, los diferentes tipos de narrador pueden clasificarse en tres grandes grupos, según la narración se dé en primera, segunda o tercera persona (las más comunes son la primera y la tercera; la segunda persona rara vez puede encontrarse en una narración).

Primera persona
En el caso del narrador en primera persona (o también llamado narrador interno), el narrador es un personaje dentro de la historia (homodiegético): actúa, juzga y tiene opiniones sobre los hechos y los personajes que aparecen. En este caso el narrador sólo tiene y aporta información basado en su propia visión de los eventos.

Este narrador es el que más obviamente se diferencia del propio autor: es un personaje en la obra, que tiene necesariamente que cumplir con todas las normas de ser un personaje, incluso cuando esté cumpliendo tareas de narrador. Para que tenga conocimiento de algo, por lo tanto, es necesario que lo experimente con sus propios sentidos, o que algún otro personaje se lo cuente. Puede contar sus propios pensamientos y opiniones, pero no los de los demás personajes, a no ser que éstos se lo cuenten.

El narrador en primera persona puede ser el propio protagonista de la historia (como Gulliver en Los viajes de Gulliver), alguien muy cercano a él y que conoce sus pensamientos y acciones (como el Dr. Watson en Sherlock Holmes) o algún personaje marginal que tenga poco que ver con los hechos que se narran.

1. Narrador-protagonista. El narrador-protagonista cuenta su propia historia. El narrador en primera persona (yo) adopta un punto de vista subjetivo que le hace identificarse con el protagonista y le impide interpretar de forma absoluta e imparcial los pensamientos y acciones de los restantes personajes de la narración. Es el tipo de narrador que se utiliza en géneros como el diario o la autobiografía.

2. Narrador Testigo. El narrador testigo es un espectador del acontecer, un personaje que asume la función de narrar. Pero no es el protagonista de la historia, sino un personaje secundario. Cuenta la historia en la que participa o interviene desde su punto de vista, como alguien que la ha vivido desde fuera, pero que es parte del mundo del relato. Ejemplo se este narrador son los cuentos de Sherlock Holmes

3. Monólogo interior. El monólogo interior (también conocido como stream of consciousness o como flujo de conciencia) es la técnica literaria que trata de reproducir los mecanismos del pensamiento en el texto, tales como la asociación de ideas.

EDUARDO MENDOZA.
Segunda persona
Es un tipo de narración que se da con relativa escasa frecuencia ya que exige una cierta restricción estilística.Es aquel que se habla a sí mismo. Algunas obras que dan ejemplo de este tipo de narrador son “La modificación” de Michael Butor, “Reivindicación del Conde Don Julián” de Juan Goytisolo, “Aura” de Carlos Fuentes o “Corazón delator” de Edgar Allan Poe.

Tercera persona
El narrador en tercera persona o narrador externo se encuentra (en la mayoría de los casos) fuera de la historia, por lo que es un narrador heterodiegético. En este caso, las características del narrador heterodiegético en tercera persona son las siguientes:

No actúa, ni juzga ni opina sobre los hechos que narra. No tiene forma física, ni dentro ni fuera de la historia.

Sin embargo, pueden distinguirse tres tipos de narrador en tercera persona, según el conocimiento que tienen del mundo creado por el autor.

1. Narrador omnisciente: Es un narrador que conoce todo respecto al mundo de la historia. Puede influir en el lector, pero no siempre. Este narrador trata de ser objetivo. Las características principales del narrador omnisciente son que:

– Expone y comenta las actuaciones de los personajes y los acontecimientos que se van desarrollando en la narración.
– Se interna en los personajes y les cuenta a los lectores los pensamientos más íntimos que cruzan por sus mentes.
– Domina la totalidad de la narración, parece saber lo que va a ocurrir en el futuro y lo que ocurrió en el pasado.
– Utiliza la tercera persona del singular.
– Conoce los pensamientos de los personajes, sus estados de ánimo

2. Narrador testigo (N=P) : Como un narrador homodiegético el narrador testigo esta incluido en la narración pero en este caso especial no es parte de ella, sólo cuenta lo que observa lo que ve, sin participar directamente en los acontecimiento narra en primera persona y en tercera las acciones de otros personajes, además siempre se incluye dentro de la narración pero sólo como un observador. Este personaje solo narra lo que presencia y observa. El narrador testigo cuenta en primera persona puede interrumpir dialogos, dar opiniones pero sus aportes o relatos no hacen cambios notorios. Cuenta lo que ve o escucha.

3. Narrador protagonista (N-P) : El narrador protagonista cuenta su historia con sus palabras centrándose siempre en él. Narra en 1 persona; es el poseedor de la situación.

4. Narrador equisciente (N=P) : Conoce lo mismo que el protagonista acerca de la historia. El argumento se centra en un protagonista, y cubre únicamente aquello en lo que el personaje está involucrado. Pero el protagonista no es el narrador; éste último no tiene forma física dentro ni fuera de la historia. Es conocedor de los PENSAMIENTOS , sentimientos y recuerdos del protagonista, pero no de los otros personajes.

Este tipo de narrador es similar al narrador en primera persona, pero presenta algunas informaciones de maneras que resultarían imposibles en una narración en primera persona: este narrador puede, por ejemplo, presentar detalles conocidos, pero no reconocidos, por el protagonista (que le hayan pasado desapercibidos, por ejemplo). Puede hacer observaciones que el protagonista nunca haría acerca de sí mismo, como el color de sus ojos o sus defectos personales. Estas observaciones hechas en primera persona (acerca de uno mismo) serían altamente dudosas, pero al venir dadas en tercera persona ganan en credibilidad. Un ejemplo de este narrador se encuentra en los libros de Harry Potter.

5. Narrador deficiente (N<P) : El narrador deficiente conoce menos que el protagonista acerca de la historia. Registra únicamente lo que puede ser visto y oído, sin penetrar en la mente de ninguno de los personajes. Por esta razón este tipo de narrador puede recibir también el nombre de narrador objetivo, porque no incluye ninguna subjetividad en su narración (ni suya ni de ningún personaje).

Este narrador, por lo tanto, es un mero testigo de los hechos que acontecen en la narración, y es el más utilizado en la narración periodística.

Enfoque narrativo múltiple
El enfoque narrativo múltiple o la perspectiva múltiple se da cuando dos o más personajes se refieren a los mismos hechos, pero desde distintos puntos de vista, interpretándolos de distinta manera, combinando varios de los tipos de relación que tiene el narrador directamente con el relato y el recurso literario y expresivo utilizado para contar la historia. El narrador heterodiegético o extradiegético cuenta la historia externamente, sin tener nada que ver con los hechos relatados. El narrador intradiegético, que cumple únicamente con la función de narrar, lo podemos identificar a través de marcas dentro de la historia. Encontramos también al narrador homodiegético, y cuentan la historia desde su participación en ella, dentro de este tipo de narrador podemos encontrar una subclasificación como narrador protagonista (autodiegético), quien es el que cuenta su experiencia directamente; y el narrador testigo (metadiegético) que pertenece al mundo del relato, pero cuenta la historia como alguien que la ha vivido desde fuera.

 

 

LECTURAS COMPLETAS. SIGLO XX ESPAÑOL.

AHÍ VAN. DISFRUTADLAS, NO CUESTA NADA.

camilo-jose-cela-la-familia-de-pascual-duarte

rina-de-gatos-madrid-1936-eduardo-mendoza

francisco-umbral-leyenda-del-cesar-visionario

gonzalo-torrente-ballester-los-gozos-y-las-sombras-i gonzalo-torrente-ballester-los-gozos-y-las-sombras-ii gonzalo-torrente-ballester-los-gozos-y-las-sombras-iii

vazquez-montalban-manuel-los-mares-del-sur

ana-maria-matute-pequeo-teatro

jose-luis-sampedro-la-sonrisa-etrusca

juan-benet-volveras-a-region

juan-marse-la-oscura-historia-de-la-prima-montse

miguel-delibes-la-sombra-del-cipres-es-alargada

ramon-j-sender-requiem-por-un-campesino-espaol

federico-garcia-lorca-llanto-por-ignacio-sanchez-mejias federico-garcia-lorca-romancero-gitano federico-garcia-lorca-viaje-a-la-luna

 

 

2º BACHILLERATO. OTRO COMENTARIO DE TEXTOS.

 

Quizá no por entero, pero en aspectos importantes la “Ley 42/2010, de 30 de diciembre, por la que se modifica la Ley 28/2005, de 26 de diciembre, de medidas sanitarias frente al tabaquismo”, etcétera, etcétera, es un golpe bajo a la libertad, una muestra de estolidez y una vileza. Vayamos, brevísimamente, por partes, y en cada una con solo un par de calas.

Es un golpe bajo a la libertad, una muestra de estolidez y una vileza

Golpe bajo. Dejemos de lado que no pocos de los argumentos contra el tabaco carecen de rigor científico y son simple fruto del desconocimiento, por las actuales insuficiencias de la investigación. (Como cuando hace unos años el aceite de oliva se consideraba malo para el colesterol y se excluía de la “sana dieta mediterránea” en la que hoy tanto se ponderan sus virtudes). Concedamos asimismo que la prohibición de fumar en muchos lugares públicos es una medida juiciosa. En muchos, sí, bien está, pero ¿en todos?

A los fumadores en ejercicio se les veta la entrada en multitud de sitios, mientras a nadie se le fuerza a ir a los bares o restaurantes que aquellos elijan. ¿Cuál es el problema para que los fumadores -clientes, dependientes y dueños- dispongan de lugares en que los no fumadores sean libres de no entrar? Cada uno puede hacer de su capa un sayo: contra su voluntad no hay por qué protegerlo de vagos peligros. Más de las tres cuartas partes de los españoles da por buena la existencia de locales para fumadores. La ley de marras es una efectiva restricción de la libertad y un estorbo a la conllevancia.

Estolidez. Los redactores de la ley confirman clamorosamente la opinión que de los políticos tiene la mayoría de los ciudadanos. La torpeza preside en especial la lista de espacios vedados al tabaco. Es patente que el legislador ha ido señalándolos a voleo, según se le pasaban por la cabeza, sin ninguna preocupación por el orden y la congruencia.

El artículo séptimo, así, cataloga los tales espacios desde la letra a hasta la equis. Al llegar a la erre menciona las “Estaciones de servicio y similares”. A continuación, en la ese, introduce una disposición universal y omnicomprensiva: “Cualquier otro lugar en el que, por mandato de esta ley o de otra norma o por decisión de su titular, se prohíba fumar”. Parece que ahí debiera acabarse la cosa. Pero no, el inventario vuelve a la enumeración particular: “Hoteles, hostales y establecimientos análogos”, etcétera, etcétera. Para acabar majestuosamente: “En todos los demás espacios cerrados de uso público o colectivo”. En comparación, la enciclopedia china de Borges es un modelo de lógica: “Los animales se dividen en a/ pertenecientes al Emperador, b/ embalsamados, c/ amaestrados, d/ lechones…”.

De las luces que exhiben los parlamentarios reos del texto baste solo otro espécimen: según el artículo octavo, quien en un hotel quiera el desayuno en su habitación de fumador tendrá que salir de ella para que el camarero se lo sirva y que volver a entrar cuando el camarero salga.

Vileza. Domina la ley el espíritu persecutorio, en un horizonte de entredichos y busca de culpabilidades (“incluso en los supuestos de infracciones cometidas por menores”), de aliento a la intolerancia y la discordia, y de cerrazón sectaria a la realidad de la vida y de los hombres.

En la España de otros tiempos se llamaba malsín al que “de secreto avisa a la justicia de algunos delitos con mala intención y por su propio interés”. Es un hecho que la ley y las incitaciones de la ministra de Sanidad están abriendo ya la puerta a los malsines. Nada tan fácil como la delación movida por conveniencias innobles, inquinas o malhumores, y anónima o presentada con una falsa identidad: no hay más que enviarla a cualquiera de las diligentes webs que le darán curso sin comprobar (así lo pregonan) “la veracidad de los datos expuestos por el denunciante”. No se trata de una presunción: insisto, es ya un hecho.

Donde la actitud inquisitorial y el celo puritano se precipitan vertiginosamente hacia la vileza es en el nuevo artículo 7 c, que generaliza la interdicción en los “centros, servicios o establecimientos sanitarios, así como en los espacios al aire libre o cubiertos comprendidos en sus recintos”. En ningún otro sitio estaría más justificado que ahí fijar lugares y excepciones para fumar (también marihuana). Pero los padres de la patria, hijos de moralinas abstractas y huérfanos de toda comprensión humana, desprecian las personas y las situaciones reales.

En las cárceles y en los psiquiátricos está autorizado fumar “en las zonas exteriores” o en “salas cerradas habilitadas al efecto”. A los viejos y discapacitados se les permite en las áreas ad hoc de los asilos, aunque de ningún modo al aire libre ni en sus habitaciones. Con los enfermos hospitalizados no hay la mínima complacencia. A los padecimientos que comporta verse en tal situación, el legislador añade, ensañándose, la tortura de la abstinencia. “¡Qué escándalo -debe de juzgar-, satisfacer los bajos apetitos de un paciente terminal -de cáncer de pulmón, pongamos- que no piensa en otra cosa que en echarse unos pitillos!”. Con absoluta desestima de los datos, de la voluntad y el sufrimiento ajenos, sacrifica al individuo cercano en el altar de un remoto ideal genérico. Líbrenos Dios de los altos principios.

P.S. En mi vida he fumado un solo cigarrillo.

Francisco Rico es miembro de la Real Academia Española.

FRANCISCO RICO 11/01/2011. El PAÍS. COM

Comentario crítico

-Un adecuado comentario crítico implica partir de las ideas expresadas por el autor en el texto para desarrollar el propio punto de vista sobre los temas planteados. Para ello debemos seguir una serie de pasos:

Interpretación de las ideas del texto. ¿Qué ha querido decir el autor? ¿Estamos de acuerdo? ¿Por qué? Ten en cuenta el contexto.

Análisis de los argumentos empleados. ¿De qué manera ha intentado convencernos el autor? ¿Lo ha conseguido? ¿Qué otros argumentos podría haber empleado? ¿Qué contraargumentos podemos aportar nosotros?

– En cualquier caso, los juicios de valor o tus opiniones han de fundamentarse en argumentos convincentes. No digas las cosas porque sí.

-Es bueno abrir la mente y no cerrarse a una sola opinión. Procura adoptar diversas perspectivas y trata de relacionar las ideas expuestas con otros elementos de la realidad (lecturas, películas, acontecimientos históricos…)

INTENTA HACERLO. POR ALGÚN SITIO DEBES COMENZAR. MÁS SUERTE.

EL ILUSTRE ACADÉMICO.

2º BACHILLERATO. EJERCICIO SOBRE EL COMENTARIO DE TEXTOS.

Ciegos como estamos, practicar con un texto, de la manera que sea, siempre vendrá bien. Te propongo este ejercicio. Lo más importante: la adecuación del texto que comentamos.

Tienes recursos en este blog para realizarlo. Y la posibilidad de comentar y/o pedir ayuda.

Suerte.

———————————————————————————————————————

 

TEMA 1. EL LÉXICO DEL CASTELLANO.ORIGEN Y FORMACIÓN.

TEXTO . Sobre el uso del castellano: incorrecciones y defectos

 

Del buen hablar

 

La verdad es que qué fácil y hermoso es hablar bien nuestro añoso idioma y cuán

poco lo cultivamos en nuestras conversaciones diarias. No dudo que, con un exiguo esfuerzo

por nuestra parte, podíamos volver a nuestra edad de oro verbal si todos pusiéramos

mayor atención a nuestra lengua. Concretamente, bueno, creo que en la mayoría

de los casos, los arranques de las frases que prolongan innecesariamente el núcleo de la

frase o los latiguillos que, de alguna manera, se escuchan diariamente, demuestran una

falta de concreción que, de alguna manera, inciden en la reiteración y, por ende, en la

falta de léxico o en la inseguridad del que habla. También hay que procurar evitar poner

dos o más infinitivos juntos, pues el castellano es una lengua tan amplia como para conseguir

poder sustituir alguno de estos infinitivos por los sustantivos correspondientes. No

debe utilizar tampoco nunca las dobles negaciones ni dejar el sujeto al fi nal de cada

frase, por muy extensa que sea, un hábil conversador. Nunca se deben utilizar mal la

persona ni el tiempo del verbo, ni proferir palabras cuyo significado no se conozca, porque,

si no, caeríamos en sinalefa, es decir, en confusión de la terminología. Contra más

cautos seamos, mejor hablaremos. Dicho esto, hay que pensar de que las preposiciones

deben estar perfectamente usadas, así como los verbos auxiliares, porque, de lo contrario

hay que repetirlos en demasía. Evitar que el infinitivo sustituya al imperativo todos aquellos

que esto leáis, y, por supuesto, evitar de alguna manera la reiteración en las palabras.

Así lograremos de que podamos recuperar de una vez por todas nuestro buen hablar.

 

JUAN CUETO, El País Semanal, 18-08-1985

 

COMENTARIO.

  1. Tema. Una línea o una oración. Bloque 1. 1a. 0´5 puntos.
  2. Resumen. Un tercio del texto, como máximo. Bloque 1.2. 1 punto.
  3. Elabora un texto argumentativo sobre la base del anterior. Bloque 1. 3. 1 punto.
  4. Corrige errores gramaticales y de estilo del texto propuesto.

NOTA. La puntuación no está actualizada y puede haber alguna variación. Fíjate bien.

 

LECTURAS OBLIGATORIAS. SECUNDARIA.

SÉ QUE LEÉIS POR OBLIGACIÓN Y QUE NO ES DEL TODO CULPA VUESTRA, PERO YA QUE TENÉIS QUE HACERLO, USAD SIEMPRE UNA FICHA. ALGUIEN OS PEDIRÁ EXPLICACIONES DE VUESTRA LECTURA, TARDE O TEMPRANO.

ESTE UN EJEMPLO SENCILLO, PERO ÚTIL, PARA PRINCIPIANTES EN EL TORMENTO DE DESCIFRAR LAS CUCARACHAS DIMINUTAS Y SIN IMÁGENES NI SONIDO QUE PUEBLAN LOS LIBROS.

FICHA DE LECTURA

Título:…………………………………………………………………………………………

Autor:…………………………………………………………………………………………

Editorial:………………………………………… Ciudad………………Año…………….

Fecha de inicio: ___ / ___ / ______ Fecha de finalización: ___ / ___ / ______

 Escribe en dos oraciones de oraciones las características de este libro:………………………………………………..

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

Tema……………………………………………………………………………………………………………………………………………..

Espacio y tiempo de la obra (dónde y en qué época se desarrolla):……………………………………………………….

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

Vocabulario nuevo (palabras desconocidas que has aprendido con esta lectura).

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

Escena que más te ha gustado (o llamado la atención) y el motivo:……………………………………………………..

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

6. Estructura de la obra (haz un esquema de las partes en que se puede dividir).

……………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………..

7. Analiza los cinco personajes más destacados. Señala sus principales rasgos de carácter.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

8. Argumento (15 líneas).

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

9. Valoración personal. Debes ser sincero y lo más objetivo posible, justificando tus opiniones, sean positivas o negativas hacia el libro.

………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

  • Valoración global del libro: 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
  • Dificultad : 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10

Y DE REGALO:

charles-dickens-historias-de-fantasmas

harry-potter-y-el-principe-mestizo

bram-stocker-dracula

jrr-tolkien-el-silmarillion

LA METÁFORA. ESQUEMA BÁSICO.

ALGUIEN DEBE EXPLICAROS LA CHICHA DEL ASUNTO, PERO PARA RECORDAR, ESTE ESQUEMITA TAN SIMPLE PUEDE VALER.

————————————————————————————————————————

 

Es un TROPO, es decir, una palabra que cambia de significado.

 

PROCESO HACIA LA METÁFORA PURA
SÍMIL O COMPARACIÓN

 

A es como B

Tropos léxicos No son de carácter literario. Pertenecen al uso general y aparecen en los diccionarios Cabeza (de clavo)

Araña (lámpara)

Cuello ( de botella)

  La palabra aislada no funciona como tropo, depende del contexto. Relación incoherente de palabras: Un cigarrillo hojea la bola.
FÓRMULAS METAFÓRICAS

 

 

A  es  B Su cara es un cromo  
B de A El cromo de su cara  
A:B Su cara, cromo, sonreía  
A, B, C, D, E… Por el olivar venían, bronce y sueño, los gitanos (Impresionista)  
METÁFORA PURA

 

B  (A no se expresa)

Su luna de pergamino (pandero)

 

De la florida falda (el campo)

   

 

ELEMENTOS DE LA METÁFORA

 

A ­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­­_______________________ B
Término real Rasgo en común Término evocado
TENOR FUNDAMENTO VEHÍCULO